Tras dar un vistazo general sobre uno de los personajes más conocidos de la historia de Australia, como es Ned Kelly, nos trasladamos a la época presente para tratar sobre uno de sus personajes con mayor fama internacional: la actriz Nicole Kidman. Como consecuencia de la afinidad lingüística y el acercamiento cultural, las relaciones entre Estados Unidos y Australia son ahora muy fructíferas, y esto se percibe especialmente en la gran hornada de actores australianos que han triunfado en la meca del cine, esto es, Hollywood. Y entre todos ellos destaca Nicole, que sin duda es una de las actrices del star-system más famosas, queridas y respetadas. Pues bien, vamos a acercarnos un poco a su figura.

Nacida en Hawaii, y traslada a los cuatro años a Australia con su familia, Nicole Kidman ingresó desde muy niña en una escuela de ballet, y poco después en una escuela de teatro para jóvenes. Su padre siempre procuró que tuviera la mejor forma física, por lo que le hacía practicar gimnasia cada mañana. En 1983, con catorce años, participó en su primera película, Bush Christmas. A lo largo de los ochenta hizo su aparición en varias películas y series televisivas australianas. Obtuvo durante estos años dos galardones de la AFI (Australian Film Institute) a la mejor actriz por sus interpretaciones en las miniseries Vietnam (1986) y Bangkok Hilton (1989).

Fue también en 1989 cuando empezó a darse a conocer con la película Calma Total (aún en Australia, aunque con producción estadounidense), que protagonizó junto al también australiano Sam Neill. Al año siguiente año tuvo lugar su debut propiamente hollywoodiense junto a Tom Cruise en el film Días de Trueno (dirigido por Tony Scott). Nicole y Tom se casaron a finales del año, y adoptaron dos hijos.

Desde entonces, la carrera de Kidman fue imparable, y su fama se acrecentaba cada vez más. Sus principales atractivos fueron unas indudables dotes interpretativas, y una gran elegancia, trabajando junto a intérpretes como Bruce Willis y Dustin Hoffman, entre otros. En 1999 interpretó un papel junto a su marido Tom Cruise en Eyes Wide Shut, testamento fílmico del gran Stanley Kubrick. El breve pero intenso papel de Nicole fue muy bien recibido por la crítica y por sus fans (aunque estos últimos apreciaron más su breve desnudo frontal).

Antes de trabajar con Kubrick, sus películas más destacadas fueron Billy Bathgate (1991, le valió una nominación al Globo de Oro), Malicia (1993, junto a Alec Baldwin), Todo por un Sueño (1995, dirigida por Gus Van Sant, le valió su primer Globo de Oro), Batman Forever (también en 1995, dirigida por Joel Schumacher) y Retrato de una Dama (1996). Son películas que le fueron abriendo camino en el mundo del cine, y subiendo su fama.

En 2002, Tom y Nicole se divorciaron, en parte porque (según algunas fuentes) Nicole era contraria a que sus hijos fueran educados según las creencias cienciológicas tan profundamente arraigadas (como repetidas veces hemos comprobado) en Tom Cruise. Aunque amistosa, la separación dio mucho que hablar en la rosa, que le dedicó a Kidman bastante más material que el que habían utilizado en toda su carrera para hablar de sus dotes interpretativas. Precisamente tras su divorcio la fama de Nicole alcanzó sus máximos.

En 2001, el trabajo de Nicole Kidman comienza a dar sus frutos, al ser nominada al Oscar como actriz principal por su papel en Moulin Rouge (dirigida por Baz Luhrmann, y coprotagonizada por Ewan McGregor). En el mismo año, fue también muy apreciado su papel en Los Otros (producida en este conjunto de naciones al que aún llamamos España), donde se puso a las órdenes de Amenábar. En 2002, fue nominada al Oscar en la misma categoría por su interpretación de la escritora Virginia Woolf en Las Horas (dirigida por Stephen Daldry, y en la que también participaron Juliane Moore y Meryl Streep), y esta vez obtuvo el galardón. En 2003, coqueteando con el cine independiente, se puso a las órdenes de Lars Von Trier en Dogville, y también en ese mismo año protagonizó Cold Mountain junto a Jude Law y Renée Zellweger. A día de hoy, su última película estrenada en España es Embrujada.

Este mismo año 2006, las cuerdas del matrimonio han vuelto a atar a Nicole, contrayendo matrimonio este Verano con el cantante de country Keith Urban, tras una relación con el cantante de rock Lenny Kravitz, con la que Nicole terminó, harta de la infidelidad del rockero.

By Miguel Muñoz Garnica